miércoles, 25 de mayo de 2016

Decisión

Es que a veces siento hambre
Hambre insaciable de las letras, de leerlas, escribirlas, descifrarlas. Todo el tiempo estoy buscando y siempre encuentro.
Necesito avanzar. No deseo quedarme en un lugar cómodo en el que nadie me molesta. Escondida tras el teclado como si fuera el lugar más seguro que existe sobre la tierra. Necesito arrancarme de la panza todo lo que siento y me imagino. No me basta ya con lo que hago, quiero más. Puedo. Lo deseo. Lo necesito.

Me asusta enormemente el lugar que me depara el despojarme de la máscara. El sentirme más desnuda y descubierta frente a quien sea que se aparezca. Me asusta el hecho de atreverme a prolongar mis letras, buscar una sanación más específica y personal.

Afectar a quien me lea…
Que me encuentre de quien me he escondido…
Mostrar mi rostro…
Mi “nombre”
Mi ser cuando camino…

Me asustan muchas cosas y tengo ganas de volar.
Me veo en un punto en el que he logrado despojarme de algunos estorbos. Estoy dispuesta a darme sin permitirme pasar por encima de mí misma.
Percibo no solo mi cuerpo y mis aromas diferentes, sino mi voz y mis palabras, mis pensamientos y acciones, el cristal en mis pupilas que perciben magia en lo que capto…

Descubro hoy día una capacidad diferente para disfrutar de lo que pasa a través de mis poros, todo tiene un color distinto, sabe diferente, percibo aromas que desconocía y los aspiro taaaan profundamente que sé que desde ese momento forman parte de mí, de mi historia.

Me está gustando esta que soy hoy. Asombrada observo y analizo lo que me ha cambiado y me gusta, me gusto, me estoy amando y redescubriendo. Y me reclamo!!!
Me reclamo fronteras nuevas y distintas, me reclamo valentía, osadía, perseverancia y lealtad a mí misma.

“¿Qué más da si te equivocas Galha carajo? ¿Qué más da si se te toma por loca, estúpida, fodonga, idiota? No será la primera vez que dice algo de ti. Algo de este tipo y peor aún”
Me digo y me redigo…

Y a nada estoy ya de empezar… Ya no se trata de si esté de acuerdo o no en hacerlo, si es un buen proyecto o una idea tonta y apresurada. Simplemente ya es un reclamo de mi alma.

Bien… pues una vez más cubro mis ojos con el manto sagrado de la Fe en mi Diosa Madre… respiro profundamente y me dispongo, de espaldas, a caer al vacío…
Libro… allá voy…

Galhamar Ryg


Imagen: Luis Ricardo Faléro

No hay comentarios:

Publicar un comentario