lunes, 14 de marzo de 2016

VIOLACION


Siempre lo he dicho y esta vez no será la excepción. Todo es perfecto aunque de momento yo no lo pueda comprender.


Resulta que en México cada 4 minutos una mujer es víctima de violación.
Resulta que de estas, solamente el 15% hace una denuncia a las autoridades.
Resulta que de los casos denunciados solamente el 5% se pone a disposición de un juez.

Por más que analizo las cosas, por más que investigo acerca de los pasos prudentes a dar en estos casos, no logro tener una sanación y mucho menos respuestas claras y justas ante este tipo de situaciones.

Por el contrario me surgen más y más preguntas…

¿¿¡¡Qué puede ser entonces más doloroso!!?? ¿El ver a tu hermana llegar a casa destrozada después de haber estado dos horas sometida por un VIOLADOR CALLEJERO que la obligó bajo amenaza de muerte a cometer las peores vejaciones o el saber que las autoridades de tu país no harán absolutamente nada ni por evitar que vuelva a suceder a otra persona ni mucho menos por procurar el castigo justo al… maldito cerdo, malnacido, asqueroso que violó a mi hermana?

¡¡¿¿Qué es lo más desesperante que surge??!! ¿Enfrentar y acallar el deseo intenso de matar con mis propias manos a quien se atrevió a secuestrar, amenazar, amedrentar, agredir el débil cuerpo de mi hermana o los malditos “si yo hubiera” que surgen ante una situación tan monstruosa como esta?


¡¡¿Qué carajos puede ser lo más injusto en todo esto??!! ¿El hecho de saber que a tu paso puedes encontrarte con esta clase  de porquería humana sin poder evitar que en cualquier momento se va a sentir dueño de ti por el simple hecho de ser mujer y caminar sola por la calle o el saber que nada de lo que digas, ni las pruebas que presentes, ni el puto trauma que se ha quedado en tu interior son suficientes como para proceder legalmente en contra de esta mierda?

¿¿¡¡¡Qué carajos da más asco entonces!!!??  ¿El hecho de que existan pseudo hombres que se crean con el derecho de poseer a una mujer, darle ordenes, jugar con su mente y sus emociones, someterla a través del terror psicológico para conseguir no el placer que da un puto orgasmo, si no el placer que les da el sentir poder sobre otra persona, sobre una mujer? ¿El maldito sentimiento de impotencia por no haber podido ni si quiera saber que mientras yo estaba tomándome un café y charlando, ella estaba de rodillas llena de tierra, aterrada y llena de asco teniendo que obedecer todas y cada una de las indicaciones que se le dieron para poder salvar su vida? ¿El saber que este malparido hijo de la mierda vive a unas cuantas cuadras de mi casa y en cualquier momento puede pasar junto a nosotros sin que si quiera nos demos cuenta de ello? ¿El darme cuenta que esta situación tan espantosa, dolorosa, aniquiladora para cualquier ser humano el día de hoy en mi país pasa simplemente a una lista más de  las malditas e inútiles estadísticas de violencia contra la mujer en México?

Tengo rabia!!! Tengo deseos intensos de venganza!! Quiero ir a buscar a este hijo de la mierda y yo ponerme a “jugar” con él. Con su pobrecita mente torcida y hacerle saber que va a morirse y no de un plomazo, sino de dolor porque voy a torturarlo, a desangrarlo, a arrancarle a cachitos el minúsculo pene que sabe que tiene el hijo de la gran mierda. Quiero ir a buscarlo y no vendar sus ojos porque yo sí quiero que vea la ira que brota de los míos, quiero que se cague de terror frente a mí porque yo voy a explicarlo tooooodo lo que vamos a hacer en MI “juego” y todo lo que va a tener que hacer para que de cualquier forma al final le arranque con dolor cada uno de sus dedos, de sus miembros, su cuero cabelludo, su piel a pedazos!!!
Quiero tenerlo frente a mí, de rodillas suplicando porque tiene una familia el muy maldito… Mientras tenía a mi hermana entre arbustos se atrevió a responder una llamada y decir YA VOY CORAZÓN, NO TE PREOCUPES POR MÍ. Quiero que sienta terror, sufrimiento, arrepentimiento por todo lo que hizo a mi hermana y solo su dios sabe a cuantas más… Quiero abrirle las entrañas y hacerlo tragar sus propios intestinos llenos de mierda a este maldito ser que ya no sé ni cómo nombrarlo!!

Y enloquecida busco por las calles. Y con la mente cegada de ira busco preguntándome si fue este o aquel otro que está atravesando sin fijarse. Y lo pienso y lo vuelvo a pensar

 ¡¡¡Maldita sea la hora en que ella caminaba sola por esas calles!!! ¡¡¡Maldita sea la hora en que este degenerado vio la luz!!! ¡¡Maldita sea la puta hora en que a los hombres se les dio el permiso de poseer, sobajar, humillar, penetrar mujeres como si fuéramos un objeto que no tiene vida!!
¡¡Maldita sea la puta hora en que mi país quedó tan asquerosamente corrompido e insensible ante el dolor ajeno!! ¡¡Maldita sea la hora en que yo me atreva si quiera a volver a imaginar convertirme en justiciera de esto porque yo no vengo de esa maldita mierdaaaaaaa!!!!!



Y con llanto como ríos en mis mejillas tengo que gritarlo con mis letras. Y sintiendo los dedos entumecidos y el estómago revuelto tengo que sanarme en mi teclado porque no tengo otra maldita forma de sentir hoy alivio. Nada hay ya que pueda hacer para evitarlo, ni para vengarme, ni si quiera para solicitar justicia, nada hay ya que pueda yo hacer para evitarle a mi hermana y a mi familia entera el dolor de esta bestialidad porque no la violaron solamente a ella, nos violaron a todos. Nos violaron la tranquilidad, la estabilidad, la paz, la armonía.
No hay ya nada que pueda hacer para borrar de su mente, de su corazón, de su delgado cuerpo las atroces cicatrices que esto le dejó. No hay nada que pueda yo hacer para que este dolor que estamos sintiendo pueda revertirse y evitarse…

No. Nada se puede hacer para volver atrás.

Y como siempre de la desgracia, surge la bendición. Después de la tormenta el arcoíris se asomó. Después de someterse al fuego viene la purificación…  Mi familia sacó fortaleza de no sé dónde. Nos unimos, nos abrazamos, modificamos nuestras vidas e intentamos sanar…  Y si hay algo que jamás nada ni nadie nos podrá arrebatar, ni con gritos, insultos agresiones, violaciones, con nada es el amor que une a mi familia. Es la hermandad que nos abraza y nos hace fuertes.

La última pregunta que me surge finalmente es ¡¡¿Para qué?!! ¿Para qué fue mi hermana la mujer que hace unos días fue violada en un oscuro lugar? ¿Para qué viene a mi familia esta dolorosa y cruel experiencia? ¿Para qué tengo yo que estar presente, fuerte y sobria ante esta situación?
¿Para qué Madre? ¿Para qué…


Siempre lo he dicho y esta vez no será la excepción. Todo es perfecto aunque de momento yo no lo pueda comprender.

Galhamar Ryg

Imagen: http://www.libardomora.com/mixtap.html



2 comentarios:

  1. Galha como bien dices ya nada se puede hacer ni cambiar lo sucedido, sobran las palabras, ya lo has vivido, desahogado y con valor y perdón sanará, lo mas importante es ese para que? que formulas, ahí en esa respuesta esta la verdadera razón de todo este dolor y el alivio, se que la encontraran y sanaran aunque tome tiempo.

    La venganza es venenosa, solo trae mas dolor al alma y a la familia, solo el perdón y encontrarle el sentido, los liberará de ese dolor. Aleja de ti ese sentimiento de odio, rabia y venganza, es veneno para tu alma y si lo aceptas el verdugo sigue ganando y violándolos a diario mentalmente, ya tendrá su merecido, no por parte de la ley que pocas veces se cumple en estos casos, si no por parte de la ley que nunca falla, la de la reciprocidad, la de sembrar y recoger la siembra, ya el sembró la vileza y la crueldad en su vida, en su momento recogerá la cosecha y lo sufrirá y lamentará en carne propia mil veces mas.

    Un gran abrazo a tu ser y que la familia tenga mucho amor incondicional, para a través de la unión, encontrar el perdón y la sanación emocional

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos viene muy bien tu abrazo hermanita!! Por ahora trabajamos en reconstruirnos y poco a poco hemos logrado alejar el rencor. Tenemos muchas cosas verdaderamente importantes qué hacer para perder nuestro tiempo y energía con ello. Mil gracias por leerme y como siempre, estar a mi lado.

      Eliminar