jueves, 25 de febrero de 2016

Adiós

Prefiero guardar en mis rincones las tristezas que dejaste
Cocinar a fuego lento mis errores y las ganas de buscarte
Prefiero derramar sobre mi almohada y en silencio
Tus aromas, tus colores, los besos que no te di y en mí se están muriendo

Prefiero permanecer quieta, inmóvil… calladita
No llamar al viento por tu nombre ni beber agua bendita
Prefiero saborear en secreto y a escondidas
Las lágrimas injustas que dejaste en mi guarida

Prefiero indagar, buscar y comprender aunque parezca necia
Disolver, desmenuzar, olfatear las apariencias
Prefiero saborear lentamente mis gemidos
Y notar finalmente que aún no mueren mis latidos

Y es que después de todo no has podido robar nada
En mí ha quedado lo sublime, lo egoísta, las alegres carcajadas
Y es que después de todo yo no soy quien ha perdido
El amor que te di Mi Amor… sigue siendo mío.

Lo que duele finalmente es saberme tu juguete
Ver con claridad tantas mentiras que creí y que hoy duelen
Lo que duele en realidad Cariño es saber que me engañaste
Porque creí en tu voz, en tu piel, en tus manos que hoy me arden

Finalmente he de decirte Mi Amor que mi pecho está oprimido
Mis ojitos tienen sed… mis piecitos mucho frío
Te he cumplido Mi amor de principio a fin y hoy  Te sigo amando
Mas a buen tiempo recordé que el amor a mí es el más sagrado…


Galhamar Ryg

No hay comentarios:

Publicar un comentario