domingo, 13 de diciembre de 2015

AyA

Hermana… Bendito sea el fruto de tu vientre… si existe o se ha ido, si llora o ha fluido.
Hermano… Benditas sean tus manos que trabajan y tu pecho que se ahoga si pierdes esperanza
Bendito sea el momento en que se encontraron, se miraron, se acompañaron, se amaron
Bendito sea el silencio que se queda por la casa, el vacío de quien sabemos ya no vendrá para mañana

Desconozco los motivos insondables del Universo, el plan que aunque nos duela siempre ha sido perfecto. Desconozco de qué estaba hecha esa criatura, tan solo sé que nos queda la fortuna de haber sentido anhelo por llevarlo a la aventura.

Desenvaina tu espada nuevamente y guerrea a la vida con uñas y con dientes
¿No es al mejor Guerrero a quien llaman a batalla? Hoy ya no cabalgas en solitario, la vida te ha regalado lo que tanto has esperado.  Cabalga contigo y a tu lado, fiera, fuerte, valiente Guerrera la que has amado.

Si algo hermoso he encontrado en las tragedias, es el hecho de mirar de frente al amor entre la hierba. No importa qué pase o cuanto duela, el amor viene y se asoma, nos abraza y nos recuerda:

“No están ni estarán jamás solos Ovejas Negras, somos el rebaño que sabe responder ante las piedras. Somos la manada fiel que te cobija. El manto invisible que te cubre, el refugio cálido para cuando se derrumben.”
Mi corazón late lento y muy bajito, estamos tristes por el nuevo fruto que ha partido, más nos queda de nuevo la esperanza y el saber que de fuego estamos hechos y siempre habrá un mañana.

Los amo AyA <3


Galhamar Ryg

No hay comentarios:

Publicar un comentario