jueves, 13 de agosto de 2015

MembéS

Seguramente infinidad de personas se han preguntado, al igual que yo, si el amor existe.
Yo puedo decir que sí.
Lo vi en sus ojos cuando la mira, lo vi en los ojos de ella cuando lo ve.
En esa casa se respira algo diferente, fresco como hierba al amanecer. Dulce como un delicioso helado napolitano, suave como el perfume de un tulipán. Se respira algo armonioso como el campo verde y un cielo azul. Algo profundo como una oscura noche estrellada, como el mar picado en madrugada, como el agujero negro de una galaxia… Y es que en esa casa vive El Amor, se disfrutan ellos, Se Aman los dos.

Ahí en ese lugar que en apariencia es un departamento, se ha creado una atmósfera de ensueño. Y no es que tenga lujosos muebles o de sobra el alimento, no.  Lo que pasa es que él la invita con sus ojos a verse taaaan hermosa como la ve él. Y es que ella lo motiva con su voz a ser taaaaan grande como ella lo ve.  Es un lugar tierno, cálido, cómodo. Porque de pronto juntos le cantan al Árbol de la Noche Triste y sus voces se acoplan como las alas del águila el viento del atardecer. Y sus instrumentos se comprenden como lo hace el océano al pez. Saben en qué momento se detienen y cuando hay que seguir, si a caso hay que respirar profundo o si lo más prudente será no exhalar… Ahí, también ahí en la música… en su arte se aman, se entregan, se disfrutan, se hacen un solo ser. 

No es necesario preguntarles si están bien, si se aman, si planean seguir juntos; basta con mirarlos charlar, tomarse de la mano, darse un beso. Ellos son el Amor en Personas.  Ellos son La Madre, El Padre, El Amigo, La Amante, El Compañero, La Consejera, El Seductor, La Loba, Son un Par de seres humanos entregándose el alma con un “Membé” con un “Tistaño” con un “Estoy Aquí” mudo y que sin embargo ensordece los corazones de los dos.

Es hermoso verlos reír y ríen de sus travesuras, de sus anécdotas, de sus vivencias. Es interesante verlos planear y planean un futuro, una melodía, una cena, una vida entera. Es divertidísimo verlos platicar y platican sinfín de historias, recuerdos y sus sueños.

Es maravilloso verlos juntos sea lo que decidan hacer porque ahí entre ellos claramente se puede percibir ese hilo dorado que los une. Se pueden percibir sus almas columpiándose sobre una rama y ver como sus miradas se pierden abrazadas y se van volando juntos a kilómetros de distancia.

El Amor existe. Yo lo vi, se asomó una noche por el agujero de una guitarra, se escondió el descarado en lo dulce de una tierna voz. Se ha metido entre sus cuerdas, en su casa, en su cama, en sus dedos, en los dos.


Galhamar Ryg


Imagen: Hellen Cottie

2 comentarios:

  1. esta bellamente precioso esta entrada muchas felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Anita!! Bienvenida a Mi Lugar Secreto.

      Eliminar