miércoles, 19 de agosto de 2015

En el columpio

Hoy fui al parque con mi Maestra. Mi compañera de trabajo que me está enseñando de a poquito los asuntos contables de una empresa. Jugamos 3 partidas de GATO y las 3 me ganó jajajajajajaj
 Luego fuimos a los columpios y al mecernos le platiqué que deseo hacerme un tatuaje: YA NO ME QUIERO QUEDAR CON  LAS GANAS DE NADA le dije.
De a poco nos emocionamos y empezó a columpiarse más fuerte y yo ahí voy a alcanzarla, empecé a sentir mucha emoción y cosquillitas en la panza, me reí mucho grité!!! Parecíamos niñas las dos… no le dije que en ese alocado vuelo me vinieron muchas cosas a la mente: Mis tres cachorros y la de veces que los columpié yo, el Hombre que ando amando con todas mis fuerzas y con toda mi locura, los recuerdos…
No le dije, porque no me atreví a decirle que varias veces, borracha me quedé dormida en la banca de un parque, que una de esas veces desperté y hasta después de un rato de estar sentada ubiqué el lugar en el que me encontraba, no le dije que esa vez descubrí que había perdido mis bombachas y que no sabía quién diablos me las había quitado la noche anterior.
No mencioné la de veces que me senté a la sombra de un árbol rogando al cielo que mi vida terminara. Porque en esos momento no quería vivir ya. Sabía perfectamente que ni muerta dejaría de apestar y que nadie daba ya un centavo por mí.
No olvidé ocultar que el hecho de convivir con otras personas, personas sanas,  me aterraba porque no sabía qué decir o cómo comportarme porque mi ser entero me avergonzaba y ella se ha encargado de enseñarme mucho más que contabilidad. Ella se ha encargado de sacarme de un agujero que tiene como puerta el letrero de NO TE ME ACERQUES  Me ha invitado a reírme, a comprar un perfume, a tomar helados, a comer con los compañeros.

Hoy en ese columpio me recordé una vez más que soy un milagro con patas y cabello rizado. Porque en esos tiempos en los que mi cuerpo apestaba a los mil demonios, yo no alcanzaba a imaginar que podía dejar de beber, no alcanzaba a imaginar o por lo menos anhelar que mis hijos volvieran a confiar en mí o que pudiera mantener un trabajo más de 1 año,  estaba segura de que ningún hombre querría estar más de media hora conmigo porque no tenía nada que dar que no fuera mi embriagado trasero.
Luego del columpio fuimos corriendo por un helado porque creo que se me despertó la Pequeña Galha en los columpios, me lo prepararon especial Napolitano como me gusta…
Disfruté ese helado con mi Maestra y no le dije que ese era un manjar para mí, porque mi lengua no conocía de sabores que no fueran el del tequila, el mezcal o la cerveza. El helado estuvo exquisito, pero fue más exquisito recordar que volví a nacer, que volví a sentirme viva, que me sé valiosa y que he podido recuperar o adquirir  nuevos dones y valores con  los que siempre soñé…

Y de pronto me cuesta tanto trabajo creerme todo esto…  Me cuesta trabajo creer que soy dueña de mi vida, que ya no soy esclava del alcohol, que Mi Diosa Madre me arrancó de ese infierno y que me ha regalado una nueva oportunidad.
De pronto me siento enormemente bendecida por todo, la vida de antes aún con sus descomunales dolores y por supuesto por la vida de ahora que en nada se le parece a la anterior.
Tengo la bendición de conocer el infierno, de haber llorado mares, de haber sentido  la agonía porque hoy disfruto de toooooodo como lo que es, una enorme maravilla. La de poder mirar a mis hijos de frente y con la cara en alto,  la maravilla de escucharlos reír a carcajadas y  hacerlo con ellos, la maravilla de tener que levantarme a diario sabiendo hacia donde se dirigirán mis pasos, la maravilla de llegar a una empresa y saber que tengo un lugar para mí y que me está esperando. El encontrar a esta Mujer que muy a su manera me dice que le importo. El poder escuchar a una amiga, el poder dar un beso a un hombre enamorado de mí. El poder beber agua cristalina!!!!!!!

El columpio  me ha dejado muuuuy sensible, muy feliz.
El tatuaje  me espera, al igual que patinar y por qué no aprender a nadar. El ver crecer a mis hijos y acompañarlos hasta donde ellos me lo permitan.  El cantar y bailar con ese hombre que estoy esperando, el echar raíces en un lugar y el poder compartir  mi experiencia con aquellas personas que lo necesiten. El poder decir que los milagros sí existen… yo a diario veo uno en el espejo que tengo en mi casa. A diario lo vivo y a diario lo disfruto, lo agradezco.
 Veo sorprendida que Mi Diosa Madre me habla en todo momento en el parque, en esa Mujer Moshita… En el columpio   =)

Galhamar Ryg
Imagen: Pamela Awad

6 comentarios:

  1. Si dices que la 'Diosa Madre me habla en todo momento en el parque, en esa Mujer Moshita, En el columpio', es que tienes un problema. Pues esa Diosa Madre es otra forma del ego. Es decir, tú haces que hable esa Diosa Madre. Y todo lo que diga, como eres tú la creadora, va a ser tu pasado.

    La pregunta: ¿por qué necesitas ese invento de una persona si hay tantas personas reales? Es porque te encuentras sola, ¿no?, en algunos momentos aislada, y como te es insoportable, invitas o aceptas a lo que tu mente inventa, te trae

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tony Segarra, gracias por leerme y por tomarte el tiempo de escribirme, discúlpame que no responda tus cuestionamientos, no me interesa entrar en controversia con nadie ni tampoco poner a juicio tuyo mis creencias, mismas que no impongo a nadie. Todo mundo es bienvenido en Mi Lugar Secreto, si te gusta, quédate, si no te gusta no me leas más. Besos y que tengas un lindo día

      Eliminar
  2. Estimada Galhamar, eres una persona sincera, y eso me gusta. Yo también tiendo a ser muy franca conmigo misma y con los demás. Gracias por compartir un trozo de tu vida, de tu sentimiento. Todos tenemos alguna razón de haber venido a este mundo, y cada persona tiene su valor. Y si eres una mujer de bien, que ama la vida, ama a sus hijos, y todo lo bueno que el mundo ofrece, entonces vas por buen camino. Pero nunca olvides que Dios te ama inmensamente, y aunque a veces sufrimos y no lo comprendemos, él nos ama en silencio. Recibe mi saludo fraternal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ingrid!! Muchas gracias por tus palabras, tomo muy en cuenta lo que me dices, me sé amada y bendecida. Te abrazo con mi corqazón

      Eliminar
  3. Glahamar que bello articulo has escrito, tu y tu vida en el, y tu rehabilitacion, tus hijos, tus liuchas y el hermoso motivo para seguir en pie y no volver a caer, si necesitas a tu diosa madre no dudes en llamarla y escucharla, despues de todo nacemos de una madre y es quien nos guia casi siempre en el dificil camino de la vida.

    Cuidate mucho y mantente en pie valorandote y siendo tu misma, un ser maravilloso y muy sincero y especial, pero sobre todo con una valenti afuera de lugar.

    Abrazos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermanita I. Harolina!!! Tus palabras siempre me abrazan el alma. No sabes cuanto te agradezco tu compañía en mi camino. Recibe un abrazo con mi corazón

      Eliminar