domingo, 5 de julio de 2015

Sin cordura

Vuela por las noches a mi lado
Disfruta  mis palabras y mi encanto
Cierra los ojos y te abrazaré dormido
Ahí en tus silencios, a escondidas, calladito

Abrazaré el mar que me regalas en las conchas
Gozaré callada la mirada tuya entre las sombras
Voy a acariciar tu rostro disimuladamente
Hoy dormiré abrazada a tu pecho tiernamente

Y es que de pronto te me antojas como droga
La droga de tus besos, de tu barba, de tu aroma
Y es que de pronto sueño con hacerte mío
Con besarte y perderme en tus ojos mientras suspiro

He soñado varias veces con besarte
Veo tus labios a lo lejos y comienzo a saborearte
¡¡Ay de mí que no me para la locura!!
¿Qué será de esta mi fiera si no vuelve la cordura?

Porque hoy quiero perderla y con mis  labios tocarte
Recorrer tu pecho, sentir tus manos que arden
Es que hoy quiero enredar en mis dedos tu cabello
Sentirte en mí, conmigo, completo enloquecido

Me recuerdas el tiempo viejo de mi gracia
Las noches felices, perdida en carcajadas
Me recuerdas ese aroma fresco de la lluvia en la tierra
Los botones de una rosa que en mi vientre dan la guerra

Me despiertas y apasionas con tu mano en mi cuello
Con el beso cerca de mis labios y tu pecho fresco
Me revuelcas nuevamente en el mar de ilusiones
¡¡Por piedad!! Otra vez, ven y dame las pasiones

No quiero morir seca y sola sin haberte saboreado
No lo sabes, ni imaginas, el peligro está en mis manos
El peligro de perderme y entregarte todo
De amarte tanto, abrazarte, hundir mi cabeza en el lodo

“Tonta, loca, ingenua” me dice mi conciencia
“Entiende que tu tiempo terminó, no vuelvas a la guerra”
Y es que reconozco que no sé amar de otra manera
Y quiero amarte a ti y perderme en tus fronteras

Quisiera mirarte lejos donde nadie te conozca
Y ahí tocarte lentamente, desnudarte de las ropas
Sueño con tenerte enredado entre mis piernas
Despertar y mirarte desnudo entre la niebla

Sueño con llorar por sentir tus labios enamorados
Mirar tus ojos, perdido de mí, sentir que te amo
Muero por fugarme de esta realidad tan maldita
La que me dijo que el amar es una estúpida mentira

Seguramente tocarte sería perder una vez más la vida
Regalarte con mis yemas lo poco que tengo en la saliva
Amarte significaría saludar de nuevo a la muerte
Mas la pena vale si puedo al menos una vez
Entre tus brazos perderme...

No me engaño, lo sé.

Eres como la droga que probé algún día
Tan deliciosa fuga y bendita despedida
Te deseo tanto como deseo no sentir nada
Solo vibrar por dentro, sentirme una vez más amada

Y aquí en mi cama he de soñarte aunque te vayas
Aquí desnuda y fría te amo entre las sábanas
No sabrás nunca que cada noche te hago mío
Ni imaginas Mi Amor que tú a mi pecho
Lo has dejado enloquecido.

Galhamar Ryg


Imagen: Jared Joslin ¿¿??

No hay comentarios:

Publicar un comentario