viernes, 5 de junio de 2015

Medusa... ¿Yo?

Me han explicado que mi enfermedad (alcoholismo) es comparable en cierta medida con el personaje de aquella novela El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde “El libro es conocido por ser una representación vívida de un trastorno psiquiátrico que hace que una misma persona tenga dos o más identidades o personalidades con características opuestas entre sí”***

Platicando con mi guía respecto a esto me preguntó ¿QUÉ ASPECTO TENDRÍA TU MONSTRUO? De inmediato se vino a mi mente la imagen de la Medusa. No solo por lo enredado y desordenado que he tenido mi cabello últimamente, tampoco lo fue solamente por el hecho de que me hayan dicho repetidas veces que mis ojos son tan expresivos capaces de enamorar o de aterrorizar a cualquiera.
Además de lo antes mencionado me vino esta imagen porque he ubicado recientemente varias voces dentro de mí y me las imagino así, como serpientes hablándome al oído y convenciéndome de tal o cual cosa. Constantemente tengo que luchar contra esas voces y ponerlas quietas porque me ganan, porque son insistentes, porque parece que no descansan hasta verme cometer una locura o bien entrar en un estado de estrés tal que no pueda ni dormir.

Estas serpientes son algo perversas y gustan no de agredir a los demás, sino de encargarse de que yo me agreda a mí misma, de que me eche a perder el día con tonterías, de que llore y llore un buen rato y vea amenazada mi estabilidad emocional, se encargan de hacerme enloquecer de rabia por cosas que no existen…

Asshhh!! No sé cuantas hay en mi cabeza, ando conociéndolas a penas.
Bien detectadas tengo

¿Te platico?

1)    La primera de ellas es una Serpiente muuuuuuuuy poderosa. Tiene una lengua larga que se mete por mi oído y muchas veces desde mi cabeza alcanza rincones insospechados de mi persona. Esta Serpiente me hace tener un deseo descomunal por sexo. Me hace mirar a los hombres con lujuria y deseo, no importa si tiene 22 años o pasa por los 28 o 36 o 57 u 80, eso no importa. De pronto esta Serpiente desgraciada se me activa y me dice ¡¡¡MIRA NADA MÁS ESA DELICIA!!! ANDA!! VE TRAS ELLA, QUÉ TANTO ES TANTITO, QUÉ IMPORTA SI TE METES EN PROBLEMAS, SI ES DEMASIADO JOVEN LE PUEDES ENSEÑAR Y SI ES DEMASIADO VIEJO PUEDES HACERLO MORIR FELIZ… Sí… esta desgraciada me enreda de pronto y me hace sudar, me pone a babear, me hace perder el sano juicio. Porque a fin de cuentas es mi cuerpo y soy libre y bla bla bla. No tengo problema con la libertad sexual, tengo problema con esta Serpiente que me habita que me invita a perderme dentro de los placeres sexuales, que me invita y olvidarme de lo que de verdad importa y me hace creer que “SOLAMENTE DANDO MI CUERPO PODRÉ OBTENER UN POQUITO DE AMOR” Esta Serpiente maldita me lo dice en el oído y me retumba en el cerebro “DESPUÉS DE TODO ¿QUÉ MÁS TIENES PARA DAR QUERIDA GALHA?   Y ese es el problema con esta desgraciada. Que me quiere convencer de que no tengo nada más valioso que dar que mis recién recuperados 60 kilos repartidos en teta, nalga y pierna. Como si no valiera otra cosa de mí y a veces le creo y me pierdo y me entrego, esperando la grandiosísima recompensa que he de obtener por ello: “el tan anhelado amor del hombre” Porque no es que me invite a tener sexo por placer o por deseo, ni si quiera por amor, sino que me dice que esta es la única manera en la que puedo sentirme valiosa, viva, importante y amada y cuando he llegado a hacerle caso aaauuuccchh!!!! Duele y duele mucho.
2)    Otra de las Serpientes que también detecto como poderosa es la que constantemente me dice NO PUEDES, ERES TONTA, ¡¡¡COMO SE TE OCURRIÓ DECIR, HACER, PENSAR TAL COSA!!! VAS A FRACASAR EN ESTO, MEJOR NO LO INTENTES PORQUE ERES PERDEDORA. ¡¡¡YA NOTASTE QUÉ HORRIBLE TE VES!!! Imagino a esta otra Serpiente hablándome cada vez que intento hacer algo nuevo como pintar, escribir, hacer alguna amistad nueva, incluso salir con alguien que me parece honesto. Cuando alguien me pregunta como estoy y honestamente le contesto. Si acaso confío en alguien y me traiciona. Cuando llamo a alguien que extraño y me responde mal, o si acaso se me ocurre planear cosas a futuro… Esta maldita se aparece, habla, grita me ha hecho llorar, me convence de que soy una estúpida y que lo mejor que puedo hacer hoy día es quedarme muda y si es posible idiota para ni si quiera pensar. Porque me dice que pienso puras tonterías y que nada de lo que salga de mis  ideas puede resultar bien. Que nada de lo que use se me puede ver bien y que si bajé de peso me veía escurrida y ahora que he recuperado peso me veo gorda. Esta es cruel, muuuuuy cruel y aferrada.
3)    Una más y es taaaan hermosa esta: La Serpiente de la conmiseración.  ¿POR QUÉ SERÁ QUE ESTO SOOOOLO TE PASA A TI? ¡¡POBRECITA!! MIRA NADA MÁS COMO TE SIENTES TAAAAAN SOLITA, TAAAAAN TRISTE. ES VERDAD, NADIE TE QUIERE, NADIE TE COMPRENDE, A NADIE LE IMPORTAS. A esta le gusta tenderme una camita bien calientita y me llama VEN GALHY QUERIDA, ACUESTATE AQUÍ Y LLOREMOS JUNTAS TANTAS PENAS, NO TE LEVANTES, NO LUCHAS, NO VALE LA PENA LA VIDA, VEEEEN SUFRAMOS JUNTAS.  DESPUÉS DE TODO NO VALE LA PENA LUCHAR PORQUE SIEMPRE LLEGAMOS AL MISMO PUNTO, A SUFRIR A LLORAR, A LAMENTARNOS, VEEEEN GALHY SUFRE SUFRE SUFRE… Este es todo lo opuesto de la anterior, es el extremo de la otra, pero no es que me dé ánimos o que me haga sentir mejor, sino que es como reforzar la voz de la cruel, cuando la cruel se activa, aparece la conmiserada y juntas me hacen volverme loca. Y si les hago caso le abrimos la puerta a la Sra. Depresión.

Son más las Serpientes que me enredan la mente (después hablaré de algunas otras) y me traen siempre alerta porque son muy hábiles y persistentes, en ocasiones es una la que está jode y jode todo el tiempo y las otras permanecen calladas, pero de pronto se activan todas a la vez y si se pudiesen ver en acción sería algo así como un hervidero de serpientes vueltas locas entrando y saliendo desesperadas por todos los agujeros de mi cuerpo y además gritando cada una su discurso.  Si no pongo atención a lo que me están diciendo, si no ubico perfectamente que son ellas las que hablan, me voy con la finta y hago y digo o siento y pienso cosas que en realidad no quiero y que tarde o temprano van a llevarme a darme un porrazo.


Tengo que hacer uso de mi terapia, de mis guías, de mi poca sobriedad, de mi vínculo con mi Poder Superior (Mi Diosa Madre) tengo que hacer uso de tooooooodas las herramientas que tengo, pero sobre todo tengo que usar algo que nunca se me ha dado muy bien que digamos: La Capacidad de tomar decisiones. No importa si la decisión está bien o está mal, si es equivocada o acertada, lo que importa es que lo haga. Tengo que tomar la decisión de no escucharlas y silenciarlas, de levantar la voz yo más que ellas y gritar con toda mi fuerza y con toda la confianza de la que pueda ser capaz:

¡¡¡¡¡HA CALLARRRRR!!!! NO NECESITO UN HOMBRE DENTRO DE MÍ PARA SER VALIOSA Y NO SOY NINGUNA ESTÚPIDA, SOY HERMOSA, SOY FUERTE, PODEROSA Y CREATIVA, NO NECESITO DORMIR Y SUFRIR PORQUE ESTOY MUUUUY OCUPADA BUSCANDO SER FELIZ EN FUNCIÓN A MÍ Y PARA MI PROPIO BENEFICIO Y USTED SRA. DEPRESIÓN ME HACE FAVOR DE SALIR POR LA PUERTA QUE ENTRÓ QUE ESTÁ SELLADA Y PROHIBIDA PARA USTED. SE ME CALLAN TODAS Y MÁS LES VALE QUE ME DEJEN VIVIR SOLO POR HOY EN PAZ…

Las odio!! Otras veces las ignoro mientras ellas mismas se muerden, pero mirándome bien en el espejo, todas a su vez me conforman y aunque pueda ir educando una por una o haciéndolas pequeñas sé que tarde o temprano se convertirán esas crueles serpientes en dorados rayos de sol que derramen luz. Porque cada una tiene la voz de alguien que conozco, cada una fue creada en algún momento de mi vida por alguien a quien amaba y que en su momento le creí todo lo que me dijo…

 Aaahhhh!!! Exhausto y doloroso el caminito…

Galhamar Ryg


Imagen: ¿¿¿???

No hay comentarios:

Publicar un comentario