lunes, 22 de junio de 2015

¿Bailamos?

“Me pones muy nervioso… pero me haces muy feliz”

No le di nada de mí en ese momento
Solo mi presencia, el baile y una ilusión
No le di un sí, pero tampoco  dije “No”
Solo dejé la puerta abierta
Y olvidé cerrarme fuerte el corazón

¿Cómo  negarme el brillo de esa mirada?
¿Cómo cegar mis ojos a tan dulce sol?
¿Cómo decirle que también me agrada?
Si debo cuidarle mucho más que de un dolor

Bailamos una y otra vez
Sin importar el ritmo o el sudor
Cantamos juntos y reímos a pulmón
Entre sonoras carcajadas nos brindamos el amor

Y sus manos tibias y nerviosas me abrazaban
Y sentí entre sus brazos la pasión
Intenté disimular mi nerviosismo
Aunque fallé en el intento, mi anhelo curioso lo miró

No supe en qué momento la música cesó
Lentamente me movía y en esos brazos descansó
El corazón tan mío, alocado y sediento se sació
Mi alma descansaba sin que nadie viera mi dolor

No sé si acaso por ahí se me escapó
Un suspiro tierno y anhelante que en mí su boca provocó
No sé si acaso se habrá dado cuenta
Que en sus ojos mi ser se estremeció

Luego de lejos lo fingía y coqueto me celó
Me alegré de verlo tan pendiente
Cerca, lejos, despacito, sin temor
Su mirada aferrada me tocaba
Un hilo invisible a los dos nos envolvió

La delicia de su voz me ensordecía
Inquieta saboreaba de su olor
El roce de sus dedos me derretía
Su presencia me alivió el miedo y el dolor

De cerquita su calor me seducía
Su respiración agitada me envolvió
Sus labios por un momento creí alcanzar
Su corazón golpeaba el mío y brincaba sin parar

Prometí cantar a solas para él
Prometí las letras y  para mañana volver
Mi palabra se quedó dispuesta a cumplir
Más lo sueño y ansío ese día antes de dormir

Y al final llegó el momento de despedirnos
Con un beso y un abrazo me dijo “Adiós”
Con un beso y un abrazo yo no le dije
Que también en sus labios me quedó una ilusión


Mi mente silenciosa se lo dijo
Tan bajito que tan solo mi aroma lo escuchó:

“Pequeño travieso:
Si supieras lo nerviosa que me pones tú a mí
Si supieras cuantas veces me tragué los besos que guardaré para ti
Si supieras que también Tú Vida Mía…
Tú también  me haces muy feliz”


Galhamar Ryg


Imagen: Thomas Canty

No hay comentarios:

Publicar un comentario