martes, 12 de mayo de 2015

No pares

Dime cuanto me deseas
Dímelo por las mañanas, con las letras
Dime cuanto sueñas con besar mi seno
Dímelo que al escucharte tiemblo toda a solas en mi lecho

Dime cuanto sueñas con beberte mi agua
Que mientras me miras por dentro se derrama
Dime cuanto sueñas con acariciarme
Que sin que lo sepas yo lo sueño, lo deseo y ahí me alcanzas

No dejes de decirme que te pierdes en mis ojos
Y que la gloria alcanzarías al besar mis hombros
Vuelve a repetirme que en mis piernas te derrumbas
Y que la punta de mis dedos gozarías entre penumbras

Dime otra vez que abrazarías mi alma
Y que tus brazos son el mar que necesito en calma
Promete que en tu pecho nada volverá a hacer falta
Porque aunque no lo sepas te lo creo, me cobijas y me encanta

Dime cuantas películas hemos de ver mientras me tocas
Y el desayuno que prepararás para mí con poca ropa
Platícame que yo también beberé de tu agua
Y que en las noches dormiré tranquila si me abrazas

Susurra en mí oído la belleza de tu cielo
Ese que me invitas a tocar si te regalo un beso
Describe como disfrutarás del manjar de mi cuerpo
Y cómo uno a uno desenredarás todos mis cabellos

Dímelo otra vez… convénceme que es verdad…


Sigue diciéndome que vale la pena todo si me sientes
Y que el aroma mío se te queda impregnado si me hueles
Vuelve a decirme que solo quieres protegerme
Y que valgo oro para ti y para cualquiera que lo intente

Esta es la respuesta a tu pregunta de aquel día
“¿Qué más tengo que hacer para que por fin me sonrías?”
¡¡No dejes de mentir Mi Vida!! Que mi alma sí suspira, sueña
 Y pide que se vuelva realidad la fantasía


Porque es cierto…

Necesito tanto esa caricia, convertir las lágrimas en risas
Le hace falta a mi silueta el delineador de tus yemas
Añoro cada noche las palabras dulces y  las tiernas
Y en suspiros silenciosos se me escapan las pasiones que despiertas

No dejes de decírmelo una y dos mil veces
Que tal vez algún día pueda sentir que lo mereces
Acaricia mis oídos con tus bellas mentiras
Que por hoy eso me basta y en ellas me siento viva

Galhamar Ryg


Imagen: Alejandro GM

No hay comentarios:

Publicar un comentario