miércoles, 6 de mayo de 2015

No me rompo =)

Hoy mi hijo me despertó muuuuy tempranito, tenía pendiente de llegar a tiempo a su escuela para presentar un trabajo importante, no podíamos retrasarnos.
A pesar de que he dormido poco, descansé muy bien anoche. Me apresuré a “arreglarme”, un regaderazo, ropa y zapatos y más nada, con lo apresurada que estaba pisé un gancho de ropa que quedó tirado por ahí y se me fue el pié y con él mi cuerpo completo, me caí y mi hijo corrió a levantarme ¿MAMÁ ESTÁS BIEN? ¿TE LASTIMASTE? Y yo con mi voz chillona, de chiquiada le dije NOOOO, ES QUE PISÉ EL GANCHO, me levanta y quedo de frente al espejo y digo ¡¡¡QUÉ BARBARIDAD, VE MI CABELLO, ESTÁ TERRIBLE!!!

Vamos corriendo hacia la puerta y me dice entre carcajadas ¿MAMÁ, CASI TE ROMPES UNA PIERNA Y LO ÚNICO QUE TE PREOCUPÓ FUE TU CABELLO? Hasta que lo dijo lo noté, no me había dado cuenta jajajajajajaj también me dio mucho risa ya cuando lo dijo y salimos los dos de casa a tiempo y a carcajada limpia, pero con el cabello hecho una maraña. Excelente comienzo de día…

No así los anteriores, desde el jueves pasado he estado en un estado permanente de locura.  De manera general todo lo acontecido me ha llevado a una sensación nuevamente de orfandad, al grado de volver a sentir terror de salir a la calle o de quedarme sola en casa.

¡¡Me enoja tanto sentirme así!!  De nuevo nos mudaremos y no es nada más que para bien de todos, pagaré menos, está un poquito más cerca de las escuelas, el ambiente me parece más armonioso… y sin embargo me da miedo el cambio, sin contar el peleadero con mi interior por tener que tirar cosas que no quiero tirar, basura de antaño, recuerditos inútiles que me hacen sentirme “segura”; me cuesta mucho trabajo desapegarme de las cosas y no porque tengan un valor económico sino porque cada cosa me representa algo, que si las canciones del abuelo, que si cuando era una excelente estudiante… me cuesta trabajo desapegarme de las pocas cosas que me representan un poco de paz y seguridad, amor, compañía. Pero sobre todo he detectado que tengo muchas cosas que me hacen sentirme pequeña, son cosas de La Pequeña Nena que me habita, y el pelear ha sido con ella porque mi “sano juicio” le dice que ya es momento de tirar varias cosas a la basura y ella hace un santo berrinche!!!! Aaassshhhh, ni modos, ganó el sano juicio… debía ser o no?? Esto más el poquititito dinero que tengo para saldar las cosas necesarias, aún no sé cómo resolveré algunas de hecho.

Conviví 3 semanas con el señor que vivió conmigo hace tiempo y me hizo entrar en un remolino nuevamente. Remolino de emociones, sabores, colores, temores. Otra vez imaginando que las cosas pueden ser color de rosa, que la gente cambia, que los acuerdos pueden modificarse. Me sentí ilusionada nuevamente, con esperanza, aunque no del todo enamorada. Esta vez intentaba dar un rumbo diferente a la forma en que me relaciono. Intenté modificar mis conductas y no las de la otra persona. Me prometí no pelear, no discutir, tan solo acordar y adaptarme o bien despedirme y seguir mi camino. El plan para mí era perfecto, la que estaba a prueba era yo conmigo misma.  Si he de decir que gané algo de esto fue que respeté mi intención y logré hacer las cosas de modo diferente, efectivamente no pelee ni discutí, pero pasé por alto que para hacer las cosas diferentes también se deben hacer con personas diferentes jajajajajajajaja ¡¡¡pobre ilusa!!! El plan era mío, pero no era el de la otra persona. Y de nuevo me vi en una situación estúpida en la que recibí golpes sin soltar uno solo (metafóricamente) Me vi en una situación en la que se me quitó el derecho de opinar, de manifestar mi razón, mis actos y motivos, una situación en la que de nuevo debo observar, guardar silencio y por supuesto asumir que soy “la abandonada” por mi incapacidad y estupidez para relacionarme de manera sana.
¿Qué tan sencilla sería la vida si nos dijéramos la verdad?  ¿Cuánto tiempo se puede vivir bajo el yugo de la mentira autoproclamada?  ¡¡¡Carajo!!! Una vez más fallé como “mujer” y una vez más le fallé al mismo señor… dice.  Después de repetirme varias veces lo necia que soy por buscar flores en el desierto,  me atrapó sí la sensación de abandono y de orfandad. Esas dos malditas sensaciones que me conozco bien y que me atormentan y lastiman taaaaan profundamente. Tuve que hablar con tooodas las que me habitan y explicarles que a veces la gente se va porque es necesario irse, no porque yo (todas en mí) seamos malas, insuficientes, estúpidas y poca cosa… Esa parte me ha dolido muchísimo, pero para ser honesta, lo que más me ha dolido es el cómo, la maldita forma de “abandonar” de “rechazar” la maldita crueldad ante la cual aún no tengo resistencia.  Tan solo me quedó la seguridad de que no merezco ser tratada de esa forma.



La tristeza y la angustia se mezclaron perfectamente con la falta de dinero dentro de mi mar enloquecido de hormonas mOnstruales aaassshhhhhh!!!!
Sí, los últimos 6 días fueron de terror, de dolor, de llanto, de preguntas sin respuesta, de soledad, de dolores en mi ovario derecho y en mi útero, de retroceso. Me sentí de nuevo en una parte del camino donde ya he estado antes, una parte que ya había llorado y sufrido y bla bla bla y de nuevo me vi en el mismo kilómetro del andar donde tiempo atrás había estado.
Fueron días de sentir ganas de golpearme a coscorrones y a la vez de que alguien, quien fuera, me abrazara… A ratos logré recobrar la tranquilidad y refugiarme en los brazos de mi Diosa Madre pero las sensaciones fueron tan intensas que me costó mucho trabajo tranquilizarme… hasta que ayer hablé con mi guía.

Ese Ángel de Labios Rojos que me escucha y no sé cómo le hace pero me calma:

QUERIDA GALHA, TE DISTE LA OPORTUNIDAD DE INVESTIGAR, MÁS NO PUEDES DARTE LA OPORTUNIDAD DE RETROCEDER EN UN CAMINO QUE YA HAS AVANZADO. TENDRÁS QUE ESTAR MUUUY ALERTA PORQUE MUCHAS PERSONAS INTENTARÁN DETENER TU ANDAR Y NO SOLO DETENERTE SINO ADEMÁS HACERTE RETROCEDER TAL COMO TE SENTISTE EN ESTA OCASIÓN.
SIN EMBARGO QUERIDA, NO PASA NADA GRAVE, ESTA Y MUUUUCHAS VECES MÁS HAS DE TROPESARTE Y QUIZÁS CAIGAS Y ES NORMAL, ES JUSTO Y ES TU PROCESO, ES LOGICO QUE TENGAS MIEDO AL CAMBIO, AL ABANDONO… CRECER DUELE NO QUERIDA?? NO TE CASTIGUES POR ELLO, SOLO VALORA BIEN EL DOLOR QUE YA TE HA COSTADO LLEGAR HASTA DONDE ESTÁS AHORA…

Hoy al salir de casa con la carcajada, después de despedir a mi hijo, pensaba en el alivio que sentí después de escucharla, pensaba en el alivio que se siente saber que tengo derecho a equivocarme y a vivir mis propias experiencias, el derecho que tengo de sentir miedo y sobre todo que he sido valiente al enfrentar mis circunstancias… y con las risas pensaba  ¡¡¡QUÉ ALIVIO!! NO ME ROMPÍ LA PIERNA… NI EL CORAZÓN, NI LAS FUERZAS, NI LOS DESEOS DE VOLVER A EMPEZAR EN UN LUGAR DISTINTO, NI DE VOLVER A AMAR A QUIEN SE GANE MI CARIÑO… NO ME ROMPÍ YO… Y MI CABELLO ENMARAÑADO ME ENCANTA!!!


Galhamar Ryg


Imagen: SirenaVictor Nizovtsev

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que de la manera en que lo narras parece solo eso una narración mas, pues no logre captar ni sentir tus emociones.
    Si es que esto te ocurre en la vida real, debes tener un bloqueo emocional que no me permite sentirte. No se si has leido el libro que se titula "La princesa que creia en cuentos de hada" de Marcia Grad, es un excelente libro y en mi pais lo usan mucho las sicologas para ayudar a las mujeres a dejar atras su niña interior y darle paso a la valiosa mujer que llevan dentro.
    Si no lo tienes lo puedes descargar en la web, o me avisas si te interesa leerlo para enviartelo por correo electronico.
    Pero ojala y solo sea un cuento y no estes pasando por todo eso que dices.

    Bendiciones para ti.

    ResponderEliminar
  3. desde ese lugar en el que tú y yo somos lo mismo, te amo!

    ResponderEliminar