martes, 7 de abril de 2015

El Duelo

Introducción
Dicen que absolutamente todas las pérdidas nos hacen llegar a encontrarnos con algo llamado Duelo, que no es más que el proceso de adaptación emocional  resultado de dichas  pérdidas.
Dicen también los que saben, que esto es muy normal y que no solo sucede al perder a algún ser querido, sino en cualquier situación de pérdida: cambio de casa, cambio de escuela, muerte de un ser querido, rompimiento de una relación, extravío de alguna propiedad  etc.
Cualquier persona, animal o cosa que pierdas te lleva al mentado Duelo… dicen.

Hace poco por ahí un tronado igual que yo me dijo ES QUE NADIE QUIERE VIVIR UN DUELO GÜERA Y PARA EVITAR SENTIR ESE DOLOR SE RELACIONAN RAPIDO CON ALGUIEN MÁS
 A pesar de que está tronado el tipo y no le creo nada de lo que me dice, con esto sí tiene razón. Vi en retrospectiva todas mis pérdidas, con calma y la ayuda de mi Ángel de Labios Rojos pude encontrar que efectivamente no me he dado la oportunidad de vivir estas cosas. SOMOS COMO LOS CHANGUITOS QUERIDA GALHA, NO SOLTAMOS UNA RAMITA HASTA QUE YA ESTAMOS BIEN AGARRADAS DE OTRA… HUIMOS DEL DOLOR COMO DE LA PESTE.

Por otro lado una de mis hermanas (por elección) me ha preguntado cómo estoy, cómo me siento… y mañosa la mujer me dice PLATICAME… me conoce, me siente, se da cuenta pero prudentemente espera a que le abra la puerta. Lo dije: ME SIENTO MAL, LO EXTRAÑO, YO NO HE DICHO MUCHAS COSAS QUE SIENTO, TAN SOLO ESCRIBO PERO NO RESUELVO… ME LLEGÓ EL GOLPE, ME SIENTO DÉBIL…

No es casualidad que justo ahora se me presente la desesperación, la angustia, el dolor, el sudar frío, el tener pesadillas, el sentir de pronto que no puedo respirar, el despertar desesperada buscando su presencia. No es casualidad  que justo ahora se me despierte de nuevo la obsesión por estar con él.

No es casualidad porque inicio un nuevo estudio.  Cuando el alcoholismo me hizo tocar fondo me vi en la FORZOSA necesidad de buscar ayuda. No fue que de pronto me atacara el sano juicio y me dijera GALHA YA PARALE, VE A TERAPIA QUERIDA ES HORA DE CAMBIAR
Nooooooo, fui a pedir ayuda porque si no lo hacía iba a morirme o bien a matar a alguien. Ya era terrible la forma en la que bebía, era terrible la forma en la que vivía y era terrible el sufrimiento que padecía. Ya no tenía muchas opciones.

Pero al llegar a la terapia y después de un ratito de no beber, me fueron explicando que mi alcoholismo es tan solo el síntoma de males más profundos y que son específicamente estos males los que tengo que sanar si acaso deseo dejar de beber en verdad.

En este camino me encuentro con otro tema, con otro problemita… insignificante… cosa de nada: La Maldita Codependencia =)
Y resulta que esta desgraciada es oooootra enfermedad. Resulta que así como la alcohólica padece una obsesión mental y una compulsión física por una sustancia (alcohol) así la codependiente padece una obsesión mental y una compulsión emocional pero por una persona. Pero esa no es la peor parte, lo peor de toooodo es que además de ser alcohólica, soy codependiente y tal parece que fui codependiente desde mucho tiempo antes de hacer contacto con el alcohol…

Por fortuna nuevamente las personas indicadas llegan a mi vida, llega quien me toma la mano y me va mostrando caminos, quien está dispuesta a acompañarme en el andar de la recuperación ahora de esta otra joyita que tenía en mi haber :P ¡¡¡¡¡Maldita sea!!!!!!! Soy Galhamar, estoy loca, soy alcohólica, soy codepentiente… más lo que se acumule en la semana???

Pues sí, todo eso y seguro descubriré más. El punto es que mi adorada hermana en respuesta me dijo ESCRIBE DURANTE 30 DÍAS TODO LO QUE LE QUIERAS DECIR… VA GALHA?? TE QUIERO AMIGA    Yo no sé si ella sepa el impacto que tienen sus palabras en mí. No sé si sabe la canija que lo que ella me sugiere lo hago y que lo que ella reflexiona lo analizo con calma varias veces. No sé si sepa que me importa mucho… aaasshhh me desvío del tema, pero bueno. Cuando me dijo esto, yo respondí:  LO HARÉ MUJER GRACIAS. 

Solo que no he empezado, desde que me lo dijo ya debería llevar 8  de los 30 días que me indicó. Pero no lo he hecho, solo lo he pensado. No he escrito acerca de ese tema por una sencilla razón: Me va a doler… y yo también huyo del dolor, le doy la vuelta, me hago tonta, finjo demencia. Siento terror de abrir esa habitación donde están los recuerdos, donde están los gritos, donde están las razones, me da mucho miedo entrar en la habitación de mi casa donde están los bailes, donde están los besos y las risas. Porque si le escribo 30 días todo lo que le quiero decir voy a tener que pasar por muchos recuerdos, emociones y razonamientos que he evitado durante 6 meses.

Lo tomé en serio y mucho, todo lo que ella me dice lo tomo en serio y lo hago. Y esto no será la excepción. No puedo comprometerme a hacerlo los 30 días seguidos porque sé que cada vez que entre en esa habitación me provocará llanto, locura y sueños agresivos, lo sé. Sé que voy a ponerme mal y necesitaré algunos días de terapia para reponerme. Pero sí me comprometo a escribir las 30 veces y en ellas tooooodo lo que le quiero decir a él.

Me comprometo sí a abrir esa puerta, a llorar lo que necesite, a ser muy honesta. Me comprometo a tener el valor de enfrentar el miedo porque sé que con esto voy a enfrentar también las razones y las consecuencias de mi 2da enfermedad (codependencia) sé que al escribir voy a descubrir quién soy en este sentido, por qué no logré hacer duradera esta relación, por qué es que no he sabido relacionarme sanamente y por qué es que sigo esperando que sea otro ser humano quien sacie mis carencias. Solo quiero hacer énfasis que este compromiso es con Galhamar Ryg, que mi hermana me dio una sugerencia y me respeta ampliamente que yo la lleve a cabo o no, he decido yo hacerla, y a tomar el compromiso conmigo… ¿Por qué? Porque ahora es la codependencia quien me hizo tocar fondo y me veo en la FORZOSA necesidad de buscar ayuda… Y la encontré.

No sé a dónde voy a parar con este rollo pero seguro llegaré a un buen lugar.
¿Vienes?

Galhamar Ryg


Imagen: Miranda, La tempestad
Watherhouse

No hay comentarios:

Publicar un comentario