jueves, 19 de febrero de 2015

No lo intentes

Amo los silencios de mi casa
Lugar donde nada malo pasa
 Mi Recinto sagrado
Testigo del amor que me acompaña

Amo los silencios de mi almohada
Secretos solo míos que  más nadie abraza
Momentos cálidos donde cobijo mi esperanza
Espacio exclusivo de mi mente
Cofre de oro que a mis lágrimas protege

Amo los silencios de mi alma
Dolores sin hablar, amores por buscar
Rencores que matar
Risas compartidas en la oscuridad
Planes sin lograr dispuestos estallar

Amo los silencios de mi cuerpo
Delicia húmeda de mis rincones
Deseo escondidito en mis olores
Calor rojizo que a un alma da ilusiones
Sabor acidito que se queda entre mis dedos
Suspiro liberador que entre mis vellos me da aliento

Amo la locura que me habita
La que hoy abraza algo y mañana lo vomita
La que se esconde bajo la cama cada día
Y se mete entre mis ropas de puntillas

¿Cómo explicarles que amo estar bien sola conmigo?
¿Cómo decirles que no quiero ver el sol ni a los amigos?
¿Cómo expresar que me aturdo en los caminos ,
En los gritos de la gente y las platicas sin mente?

El andar en solitario me ha gustado saborearlo
No me ates ni persigas
No cuestiones mis entradas o salidas
No pretendas domar a una Loba
Que recién ha encontrado su guarida

Por los bosques de mis senos huiré si me aprisionas
Por los montes de mi sangre correré si me cuestionas
Por los ríos de mi cueva nadaré si te me acercas
A tus manos soy prohibida porque no mereces
Ni mi aliento, ni el sudor ni mis delicias

Amo ser esta tan libre de ir y venir cuando me plazca
Odio que cualquiera intente someterme e invadir mi cama
Amo mis silencios todos, mi cola y mis patas
No pretendas entrar amigo donde no te llaman
Que aún tengo  colmillos
y mis garras  afiladas

Un día por lo menos necesito mi silencio para reponerme
Una hora al día peleo por mi espacio y ahí no hay quien entre
Un minuto de cada hora es solo mío y  a mi fuego pertenece
Un segundo de mi vida vale oro y hay quien no se lo merece

Puedes llamarme arrogante y soberbia si eso quieres
Puedes insultarme y creer ingenuo que aún me tienes en tus redes
Solo te recuerdo hoy que mis silencios son lo único que me pertenece
Y aquí muy dentro mío ya no podrás entrar
Por más que intentes

Galhamar Ryg


Imagen: Ana Sayfa

No hay comentarios:

Publicar un comentario