martes, 24 de febrero de 2015

Mujeres taaaaaan divinas

Hoy de nuevo tuve la necesidad de visitar un hospital… Traigo  muchas emociones cruzadas en el pecho.

 El año pasado estuve internada aproximadamente una semana, no creo que exista alguien a quien le guste estar envuelto en una bata que a penas y te tapa, en una cama que no es la tuya, expuesta a que vengan y te revisen una y otra vez y mucho menos tratándose de un hospital de ginecología =(
Recuerdo que en aquel entonces lo primero que pedí al saber que me quedaría varios días fue un cuaderno y una pluma,  no podía escribir muy bien por el suero pero hice el intento y me sirvió para resistir los días ahí dentro.  Esta vez tenía mucho miedo de que me internaran de nuevo, por fortuna no fue así, solo me han dado un tratamiento y me han recomendado reposo en casa, cosa que decidí no hacer, porque no me siento bien de ánimos y encerrarme me va a llevar a deprimirme y no quiero… no tengo tiempo para ello.

Al llegar a la oficina me recibieron muy bien, preguntando cómo estoy y por qué me he presentado en ese estado. Lo expliqué. Me dan oportunidad de estar, aunque no haga mucho, aunque me mueva lento, aunque de pronto llore frente a los documentos, no importa, me aceptan y me toleran ¡¡me siento tan a gusto aquí!! Me han motivado a aprender cosas nuevas y confían en que podré aprender y ayudar en muchas más cosas de las que hago ahora. El ambiente me abraza. Somos tres generaciones, una Mujer quizás 15 años mayor que yo. Amable, fuerte, segura, líder. Y por otro lado una chica 15 años menor que yo, iniciando la vida, inquieta, bonita, agradable, fresca, risueña y adoro escucharla cantar todo el tiempo.   Ambas son profesionistas, yo no y ambas están en disposición de enseñarme e integrarme a su equipo, ellas se aprecian y se llevan muy bien, creo que estoy sintiéndome parte de ellas y eso me gusta mucho, siento calientito mi corazón cuando me toman en cuenta, cuando me hacen una broma, cuando me dejan tarea. Las dos son igualmente agradables y amables conmigo. Trabajan en equipo y se apoyan. Sé que aprenderé de ellas mucho más que algo de su profesión.

Este ambiente, estas mujeres y su personalidad me llevan inevitablemente a la pregunta que me quiero plantear hoy ¿No podríamos llevarnos así todas las mujeres?  Inicio por mencionar mi estado físico y todo ese rollo porque no creo que sea casualidad mi estado de ánimo, mi estado físico y este asunto con las mujeres.

Es triste, muy triste que el peor enemigo de la mujer sea la mujer misma. Recientemente por ahí algunas mujeres me han acusado de “roba hombres” y por su parte algunos hombres se han creído que puedo ser su segunda, su casa chica, su amante, su capillita jajajajaj ¿me expliqué ya verdad? Recientemente he recibido insultos por parte de mujeres, llamadas telefónicas, mensajes ofensivos, mensajes disimulando celos, miradas de “pistola” etc. Y los señores me han regalado comentarios como LO QUE MÁS ME GUSTA DE TI SON TUS CHICHIS, ¿QUÉ TIENE QUE SEA CASADO? ,  TÚ TIENES LA CULPA DE TODO POR SER TAN BONITA, YA ESTÁS APARTADA PARA MÍ, QUE BIEN QUE TE CAMBIAS DE CASA PARA QUE LAS TENGA MÁS CERQUITA A LAS DOS entre otras.  Sin mencionar que noto perfectamente las miradas de envidia de ellas y las miradas de lujuria de ellos, sin mencionar que han intentado besarme a la fuerza varias veces, y he sido tolerante con las mujeres que se atreven a llamarme para preguntarme qué diablos tengo yo que ver con sus maridos.

Una de ellas después de interrogarme y vigilarme por días me ha dicho MIRA SIENTO TU VIBRACIÓN Y SÉ QUE NO ERES MALA PERO… aaahhhhh me tronó!!!  He de confesar que en ese instante lloré mucho.
Me ha agredido mucho el hecho de estar en medio de la situación … de las situaciones.  De verdad es muy desgastante “educar” a los hombres y hacerles comprender que el hecho de que una mujer sea amable y cordial con ellos no es una invitación o un ofrecimiento o una puesta en venta de algo de tipo sexual ¡¡Nooooooo!!   El hecho de que yo sea amable con alguien no significa ni si quiera que me guste, mucho menos que quiera tener sexo con él o que esté enamorada. El hecho de estar sola… corrijo: El hecho de no tener pareja no implica que esté en el aparador esperando a que venga otro (como sea) y me haga el favor de “consumir” mi producto. ¡¡¡Nooooo!! Porque además MUUUUNNNDDDOOOO ENTERATE: NOOOO SOOOOYYYY UN PRODUCCCTTTOOOOOO, SOY UNA MUUUUJEEEERRRRRR

 El hecho de que yo sea bonita no significa que sea PARA provocar a los señores y que además por ser bonita DEBA aguantar todo lo que ellos quieran decirme o hacerme.
¿Quién les dijo eso? ¿Dónde me vieron el letrero de SE VENDE? ¿O el letrero de PASE USTED?
 ¡¡¡Por favor!!!! Me agrede, me cansa, me desespera, me enoja.

Y luego aguantar, tolerar, explicar y lo que se pueda con las señoras que se sienten en peligro por mi culpa ¿¿¿¿???? Cómo se les dice QUERIDA, DISCULPAME PERO EL QUE ESTÁ FASTIDIANDOME LA VIDA ES TU SEÑOR ¿¿así les digo?? ¿¿Soportarán que yo responda de esa forma, que además es la verdad?? Tengo que ser tolerante, educada, paciente con ellas y callarme lo que les quisiera decir además de la verdad de lo que hacen sus “sacrosantos hombres”

 Yo me he cansado de decir fuerte y quedito que yo respeto a las mujeres, porque yo no necesito competir con ninguna,  no necesito meterme en el matrimonio de nadie, ni sentirme superior a ninguna mujer en ningún aspecto, adoro ver a las mujeres que sobre salen, que se superan, que se visten sexys, que se sienten seguras de sí mismas y se muestran al mundo donde decidan hacerlo.  Si puedo ayudar a alguna y me lo piden, lo hago. No peleo. Las pocas amigas que tengo pueden dar fe de esto. No me es necesario ser más que nadie, ni ser la piedra en el camino de nadie. Tengo muchas cosas que hacer conmigo como para meterme en la vida de las demás.  No me meto con hombres comprometidos por varias razones:

1)     Ninguna mujer, ninguna persona merece estar engañada ni ser traicionada. Si el vínculo es libre y es cosa solo de dos decidir eso, es libre y punto, pero acá en mi rancho no es así o no es muy común eso. Los señores acostumbran a engañar a las esposas y salir y tener amantes y hasta 2 o 3 casas Bien es su problema, lo harán pero no conmigo. Sé que es horrible estar en casa invirtiendo tu tiempo, amor, energía y hasta dinero por un matrimonio como para que no sea valorado tu esfuerzo y lo que haces. Respeto a las personas, no haré lo que no me gustaría que me hagan a mí.
2)     Soy muuuuuy demandante. No soportaría compartir a mi pareja con alguien. No soportaría la idea de estar con alguien que viene de dormir con otra persona. Ni besar los labios que acaban de besar a otra ni qué decir de  toooooodo lo demás. No sirvo para eso.
3)     Estoy convencida de que merezco mucho más que ser la segunda de cualquiera.  Sí soy muy hermosa y además de ser hermosa por fuera lo soy por dentro. Amo con intensidad y me entrego de la misma forma. Lo que doy a quien amo es un regalo enorme (tanto que algunos no han podido con ello) No me voy a conformar con la mitad de todo, si acaso me fuera bien con la mitad.  Merezco mucho mucho mucho más que ser la segunda. Soy una reina y sé que cualquiera pudiera estar encantado de salir conmigo y presumir que estoy con él. ¿Cómo por qué me voy a esconder entonces? Sé que el amor que tengo dentro es grande, valioso y muy fuerte, si un hombre quiere estar conmigo necesita de toda su energía para poder con esto que soy. Suena muy arrogante, lo sé y no me importa. Sé quién soy y sé lo que valgo. Y así como me respeto y me valoro lo hago con las demás mujeres. Igualito.


 Hoy después de llorar mucho y recordar que esto lo he vivido toda mi vida (la envidia de algunas  mujeres a mi alrededor) pensaba para aliviarme:

Ojalá ellas supieran cuanto me respeto. Ojalá ellas supieran cuanto las respeto. Ojalá nosotras no tuviésemos que competir jamás por el “amor” de ellos porque el dejar de hacerlo significa que no necesitamos más que de nuestro amor propio. Ojalá todas las mujeres aprendamos a amarnos a nosotras mismas y a mirarnos en las otras con amor.
Ojalá se dieran cuenta en especifico estás mujeres que no necesitan cuidarlos de mí porque el peligro no soy yo. Ojalá se dieran cuenta que no necesitan “tener” a hombres que no las respetan. Aaahhhhh yo prefiero estar sola que con uno de estos. Prefiero escribir mis fantasías y tenerlas a solas que irme a casa vacía y muy triste. Prefiero mirarlas a ellas a los ojos y con la frente bien en alto aunque duerma sola no importa. Prefiero ser la mujer digna que hoy construyo y no valerme de artimañas para sentir que soy importante para alguien porque soy muuuuuuy importante para mí y eso es suficiente.

Ojalá todas mis hermanas sean felices y con mi corazón deseo Paz en la Tierra a las MUJERES de BUENA VOLUNTAD.

Galhamar Ryg


Imagen: ¿¿¿???

No hay comentarios:

Publicar un comentario