miércoles, 21 de enero de 2015

¡¡¡Aclaración!!!

Espero que comprendas que estoy rota.
Ilusiones, esperanzas, planeaciones, remembranzas… todo salió volando con rumbo al olvido.
Espero que comprendas que no he vuelto, aunque llore a escondidas y te nombre en el silencio.
Aunque vayas a mi lado en un recuerdo
Aunque me siga preguntando las razones de tu desaire
De tu incongruencia, de tu veneno.

Espero que comprendas lo que extraño
Y no son tus malos modos, ni tus gritos ni regaños.
No extraño tus caricias ni tus besos ni el amor robado ni el rogado.
No añoro tus silencios, ni el rechazo
Ni siquiera el dormir a tu lado.
No me duelen ya tus mentiras ni los gritos,
Ni el reproche de que lo mío nunca será tuyo.

No te extraño a ti, ni a tus bromas
Ni a tu risa tierna, ni tus bailes
Ni un centímetro de tus espacios, ni un gramo de tus sudores
Ni un grado de tus ardores, ni el sabor de tus olores.

¡¡¡No amado!!! No te extraño a ti y espero lo comprendas
Espero que comprendas que me extraño a mí, extraño a esa pobre ilusa que vivió contigo
Espero que comprendas que me he roto y extraño sí el sentimiento mío perdido.
Extraño ser esa que era cuando dormí contigo.
Extraño a esa tierna inocente que pensaba que todo podía solucionarse.
Que el amor no es un lastre y que en tus brazos el sol renace.

Extraño a esa ingenua que te mandaba besos en las mañanas y en las noches de tanto y tanto te platicaba
Extraño a esa inquieta y juguetona planeando detalles para conquistarte en tu cumpleaños, en nuestro aniversario.

También a aquella que te escribía tanto, te cantaba canciones y adoraba tus manos.

Espero que comprendas que esas… todas, ya no existen.
Ni la que apoyó ciegamente
Ni la que enseñó pacientemente
Ni la que besó apasionadamente
Ni la que peleó aferradamente.

Ya no existen, me rompí…
Y con ellas ilusiones y ternuras, también ingenuidad y ataduras
A estas las extraño corazón, no a ti.
Porque esas que están rotas, alguna vez soñaron con morir a tu lado y con toda esa ilusión vivieron y lloraron.
Sí… a estas las añoro porque de piedritas mi corazón ahora está lleno y sé que su ternura, su ilusión y su dulzura podrían devolverme al fuego. Pero rotas y esparcidas de mis manos escaparon y encontrarlas una a una no será fácil… rotas, derrotadas  se quedaron.

Espero que comprendas que te amé como a nadie jamás en mi vida y tanta y tanta guerra me ha dejado demolida, agotada y aturdida. No soporto más ni un mensaje, una risa. No soporto más ni tus palabras, ni razones, ni las lágrimas ni remedios que imaginas.  Agotada y vencida. Sin fuerzas para ya más nada. Sin deseos de una nueva vida.

Avanzo… sí
Hacia adelante… sí, pero cada paso que doy más me aleja de tu camino y aunque extraño a esa que tanto amó… a esa que tanto TE amó, hoy descanso entre lamentos y tristeza pero  con el sueño nuevo de reconstruirme poco a poco… mientras espero lejos de ti, que de pronto me amanezca.

Galhamar Ryg


Imagen: Afarin Sajedi

No hay comentarios:

Publicar un comentario