martes, 23 de diciembre de 2014

Nuestra Noche en la Ciudad

Una noche fría y tenebrosa
Una ciudad caótica y vergonzosa
Piernas descubiertas
Senos falsos y desnudos a la venta

El aroma suave de tu perfume
Entre cruzado con el de los tacos y las tortas
Un indigente con cabellos alargados
Ennegrecidos por la guerra que aún trota

Bebida negra, fría y despiadada
¡¡Aaahhhh cuanto la necesitaba
Para dar alivio
A mi aterrorizada alma!!

¿Imaginarás un poco lo que mi locura abraza?
Imagino que podré besar desnudo tu cuerpo
Y que sentiré tus labios a escondidas
Imagino que podré lamer tus brazos
Y tú chupar mi cintura enloquecida

Pero vuelvo de nuevo al aire frio y despiadado
A mi cabello agitado, desenfrenado
A mis piernas cansadas y mi corazón alterado.

Autos acelerados cargados de borrachos
Gente ruidosa, música extraña y escandalosa
Un camino largo que parecía infinito
Zapatos altos lastimando mis caminos

Quiero huir, correr y esconderme
Siento miedo a la noche… a la gente
Miedo y ansias de besar tu boca
Miedo de perderme en ella
Ansias de saborearla y volverme loca

Frustración por no llegar al destino esperado
Desesperación por romper el sueño anhelado
Tan solo necesitamos cuatro paredes
Para entregarnos, disfrutarnos...

Y en medio de toda mi locura
En medio de toda la basura
En medio del terror y de todo ello
Tu mirar tranquilo, calmado y bello

Y en medio de todo ello
Tu promesa tibia y tu corazón esperanzado
Y en medio de todo ello
Tú Cariño abrazando mi alma con un beso
Tierno, dulce y callado

Galhamar Ryg

Imagen: Vasily Shulzhenko

Noche en la Ciudad

No hay comentarios:

Publicar un comentario