jueves, 18 de diciembre de 2014

Feliz Cumpleaños Kenshin Himura

No tengo algo mejor qué darte que lo que sale de mi corazón. Recientemente recordaba aquel día en que llegaste a casa. Tan pequeño e indefenso. Tan solitario. Con el riesgo de que en ese momento ya fueras huérfano.
Por ahí el pequeño de la casa se atrevió a decir “ES EL BEBÉ MÁS HERMOSO DEL MUNDO” y efectivamente lo eras.
Llenaste nuestras vidas de color, de risas y sobre todo de música que parecía de inicio solo escandalo.
Al principio fue tu llanto, tu cuerpo tan finito y delgado, taaan pequeño que parecía romperse. ¡¡¡Me daba tanta angustia que fueras a perecer!!! Vigilaba angustiosa tu respiración y si llorabas solo había una cosa que podía calmarte… o al menos la que descubrí yo…
“Temblando con los ojos cerrados, el cielo está nublado y a lo lejos tú…
Hablando de lo que te ha pasado, intentando ordenar palabras, para no hacerme tanto daño, tanto daño y yooo, sigo temblando…
De la mano y con mucho cuidado os besasteis en silencio donde no había luz
Y me hace gracia tu manera de contarlo, como el que cuenta qué ha pensado, qué ha decidido, que seguimos siendo amigos y yoooo estoy temblando y llorando, me había jurado que nunca iba a llorar, escuchando cada palabra que no quiero escuchar, desgarrándome, suplicándote, intentando hacerte recordar, pero tú… solo dices… voy a colgar”

Canción de “cuna” que cantaba para ti al tiempo que te mecía en mis brazos, cuando ya no había otra salida, esa canción podía hacerte dormir.

Te recuerdo luego sonriente, con tu voz escandalosa y tus manos inquietas. Siempre dispuesto a darte a los demás. Dispuesto a escuchar las “efemérides” Dispuesto a dar una opinión, a dar un abrazo, a platicar por horas sin descanso y a acompañar incluso al baño cuando era necesario jajajajajajaa

¡¡Amado!! No creo que tengas una idea de lo importante que es tu presencia en mi vida. Si bien no te parí, fuiste el primero de los míos, no solo porque me pedías a gritos tu lechita, sino también por todas tus carcajadas, tus palabras atinadas, tus lágrimas derramadas, tus angustias entregadas, tus canciones no cantadas, tus temores confesados y tus dolores apagados. Tus demonios amarrados, tus sueños aún no alcanzados. Tus amores desquiciados, tus talentos derramados… Todo lo que has puesto en mis manos y en mi corazón, ahí se ha quedado y todo lo que he puesto yo en tus manos y en tu corazón para mí ha sido sagrado.

Dicen  que Kenshin Himura se volvió un espadachín deambulante (que camina sin dirección determinada) blandiendo una espada de filo invertido siendo incapaz de matar y vaga por las calles ofreciendo protección y ayuda a quienes lo necesitan como expiación por los asesinatos que cometió en su pasado…

Sé que tú Amado Mío eres también un guerrero deambulante, que porta en la espalda una espada, con el espíritu bello y dispuesto a dar protección y amor a quien lo necesita. Sé que no necesitas más que de tu fortaleza para hacer lo que te plazca y que eres tan libre y tan valiente como a muchos nos ha hecho falta.

Agradezco a la vida tu nacimiento, a mi Diosa Madre que te haya hecho mi hermano y a ti que te hayas hecho mi Mejor Amigo.

Feliz Cumpleaños

Te amo Hermano


Galhamar Ryg

No hay comentarios:

Publicar un comentario