viernes, 21 de noviembre de 2014

Mi Diosa Madre

"Puedes hacerte tu propia idea de Dios".... Creo que esta es una de las partes que más me atrapó. El hecho de poder sentir libertad incluso de concebirlo como se me de mi gana. Habrá quien diga que soy blasfema o "apostata" jajajajajaj me encanta esta palabra (Negar La fe de Jesucristo recibida en el Bautismo r.a.e.) el hecho es que a mí "se me antoja" Madre en vez de Padre, a mí se me antoja Diosa en vez de Dios.

Crecí dentro de una sociedad (familia, familiares y escuela, ubicándome específicamente en la primera infancia) en la que consciente o inconscientemente me hicieron sentir que para ser amada tenía que hacer algo, para alcanzar el amor, la protección, la aprobación de mis cercanos tenía que ser de una forma muy específica: obediente, buena niña bla bla bla
El amor, la atención, los cuidados fueron en la mayor parte del tiempo condicionados y no culpo a nadie, supongo que cada quien me dio lo que tenía. Sin embargo una pequeña no comprende por qué tiene que ser o dejar de ser para que alguien no se enoje, para que no la dejen de querer, para que alguien no la abandone o para ser digna de recibir el amor que necesita todo ser humano.

A esta cotidianidad de condicionamientos se le añade el tema religioso. La primera comunión, la catequista que levitaba de lo requetesanta que era (solterona, anciana y con trenzas largas largas) una dulce y melodiosa voz diciendo GANATE EL ALIMENTO, NO COMAS SI ANTES NO HAS HECHO ALGO POR TU PROXIMO Y UN SERVICIO A DIOS NUESTRO SEÑOR…. DIOS TE PERDONARÁ EN LA MEDIDA QUE TÚ PERDONES A TUS SEMEJANTES… SI TE DAN UNA CACHETADA PON LA OTRA MEJILLA COMO LO HIZO NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO…

¡¡¡Te imaginas la revoltura en la cabeza de esa niña!!!  El punto principal y el cual se quedó en mí tatuado es: PARA SER DIGNA DE  AMOR, DEBO SER  BUENA, COMPLACIENTE, SACRIFICADA, SERVIR Y PONERME DE TAPETE… DE LO CONTRARIO NADIE ME AMARÁ.
 Porque incluso este dios del que me hablaban también se enojaba y sentía ira y a esa debías temerle.

Pero al iniciar la recuperación me dijeron “Puedes hacerte tu propia idea de Dios…” y lo hice.

A mí se me antoja que no es un hombre, sino una Mujer, a mí se me antoja que es salvaje, que es puramente libre y que se conecta conmigo a través de mis ovarios, de mis senos, de mi vulva, de todo aquello que me hace ser Mujer.
A mí se me antoja que me dio la capacidad de procrear, de amamantar y de sentir extremoso placer a su imagen y semejanza.
A mí se me antoja que es insoportablemente hermosa y poderosa. Se me antoja que me creo en su vientre y que me dio a luz con un propósito.
A mí se me antoja dormir en sus brazos y pedirle a mi Mamita que me acurruque, que me envuelva, que me dé luz de su seno y que me de fortaleza de sus entrañas. A mí se me antoja que mi Diosa Madre no me abandona, no me deja sola y me consuela y me mese en sus brazos y me canta una canción de cuna y me hace dormir tranquila....
A mí se me antoja que me ama así tal cual soy y lo hace por el simple hecho de que Ella me creo,  no me condiciona y me comprende. Su creación me hace digna y no necesito domesticarme para que Ella me ame.

Se me antoja que me acepta y con sus manos acaricia mi espíritu para darle calor.
Ya lo concebí. Ese Poder Superior ya es mío, es Ella, es Mía, es Mujer, es Mi Madre Salvaje....


 Galhamar Ryg

No hay comentarios:

Publicar un comentario