martes, 18 de noviembre de 2014

...

Entonces entendí que el poder de mi ser se encuentra en mis ovarios, en mis senos, en mi útero. Que ambos son perfectos y me hablan, me comprenden, me guían. Intenté contactar con ellos, escucharlos por primera vez consiente… Este fue el resultado: 

Me pinté de frente (siempre lo hacía de espaldas o de lado) esta vez lo hice de frente, mis senos, mi útero, mis ovarios rojos, traté de sentirlos de percibir su latir, a la mañana siguiente menstrué de nuevo, apenas hace 15 días que tuve mi periodo y me volvió a bajar, estoy extremadamente sensible, chillona, adolorida, mis ovarios me duelen mucho, siempre es difícil mi menstruación pero esta vez es extremoso, apenas me soporto yo misma, trato de hablarles, de escucharlos, solo siento dolor y mucha tristeza, ¿hormonal? ¡¡Me siento fatal!! ¿Es normal todo esto??
Si pudiera lamer mi vulva, lo haría, si pudiera arrancarme el cabello, morderme las piernas, me arden por dentro, si pudiera llorar hasta vaciarme¡¡ 
si pudiera encerrarme y estar a oscuras deshacerme de este estorbo que detiene y sostiene mi sangre, quisiera sentir los chorros de dolor que salen por mi vagina, sentir su calor, su humedad deslizándose por mis piernas, que me toquen los pies, probar mi sangre, saborearla, untarla en mi cara y volverme toda sangre, toda fluidos, toda humedad. Si pudiera lamería mis senos y sanaría con mi lengua el dolor que están sintiendo, quiero estallar¡¡ quiero gritar¡¡¡ quiero morder¡¡¡¡¡ estoy enloqueciendo¡¡¡¡¡
Quiero correr y sentir el viento fresco, quiero llorar y desgarrar mi garganta con un grito, enterrar mis uñas en mi vientre y abrirlo, abrirlo¡¡¡ tener mi útero en mis manos y sostenerlo con mis labios, lamerlo, besarlo, tragarlo¡¡¡¡¡ Estallo¡¡¡¡¡ estallo¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Me estoy enloqueciendo, me estoy enloqueciendo¡¡¡¡¡¡¡

Cuando llegó la calma entendí que me hablaron del dolor de hace muchos años, sentí el reclamo por mi indiferencia, por mi ignorancia hacia ellos. Percibí, recordé dolores, agresiones, menosprecio mío y de muchos otros que me rodeaban. Dolor¡¡¡¡ Gritaban¡¡ NO ME ABANDONES MÁS NO MÁS¡¡¡ SOMOS UNO¡¡¡ YOSOY EN TI¡¡¡ 
Hoy trato de hablarles a diario, pero principalmente de escucharlos, de reconciliarme con ellos, conmigo… Hoy siento amor profundo por mí, por mis ovarios, por mis senos como nunca antes lo sentí…


Escrito el 18 de Septiembre de 2013
Galhamar Ryg

No hay comentarios:

Publicar un comentario