lunes, 15 de septiembre de 2014

... No hay nadie que aguante la libertad ajena...


Que si digo mucho o no digo nada. 
Que si llego cuando me da la gana o no vengo los días que hace falta. Que si me largo sin despedidas o me quedo ausente y callada. 
Que si me neurotizo de todo y por nada. 
Que si escribo para ofenderle o la leo para criticarla.
Que si me escondo mucho tiempo y contesto cuando me da la gana.
Que si me duermo lejos y despierto adormilada.
Que tiembla el mundo cuando me pongo de malas.
Que si soy insoportabe y nadie me aguanta.
Que si amo demasiado intenso y espero el amor en recompensa.
Que si te abro la puerta o te la cierro en la jeta.
Que si pregunto lo que te digo o te ignoro lo que te oculto.
Que si me doy el "lujo" de elegir a mis AMIGAS/OS
Que si soy arrogante por no aceptar miserias.
Que si el amarme más parece ahora soberbia.
Que mi gusto por mirarme y presumirme no es autoestima sino arrogancia.
Que si fuera más amable estaría de "gente" rodeada.
Que si no soy nadie para decir lo que pensaba.
Que si fuera otra sería mucho más amada...

Algunas personas me aman así como soy, algunas personas me odian por la misma razón, ya me estoy acosumbrando a ello, pero más allá de ese bendito amor y más allá de ese odio maldito, más allá de lo que me digan y de todo lo que intenten cambiarme, me amo y me acepto yo.
Así de insoportable como soy, así de confusa y cambiante, así de loca y monstruosa me abrazo, me acepto y me amo yo.

Galhamar Ryg

1 comentario:

  1. Hay algo de razón, aunque no estoy de acuerdo del todo. Estar relativamente "solo", es seguro, pero no necesariamente implica "soledad" como un sentimiento negativo.
    Quizás aceptación del ser, que tampoco es precisamente libertad.
    La libertad... concepto tan profundo y esquivo.
    ¿Y que tal si etiquetarse uno mismo, tampoco es seña ni garantía de Libertad?....

    ResponderEliminar